Colombia gira a la izquierda y Europa a la derecha

Colombia eligió su primer presidente de izquierda, el senador y exguerrillero Gustavo Petro, que venció al millonario independien­te Rodolfo Hernández en un tenso balotaje disputa­do ayer domingo.

Petro, con 62 años, ganó la elección con una ventaja de 3,2 puntos porcentuales sobre el excéntrico magna­te, que reconoció rápida­mente su derrota.

El senador y exguerrille­ro superó a su rival por 716.201 votos, según el es­crutinio del 99,4% de los sufragios.

“Hoy es día de fiesta para el pueblo. Que festeje la pri­mera victoria popular (…) es el día de las calles y las plazas”, escribió el manda­tario electo en Twitter al ce­lebrar su triunfo.

En un centro de convencio­nes del centro de Bogotá sus seguidores explotaron de júbilo.

“Celebro porque por fin vamos a tener un cambio, esto es algo que los terri­torios esperaban (…) esto demuestra que hay espe­ranza, señaló a la AFP Lusi­mar Asprilla, una académi­ca afro de 25 años.

Colombia se adentra así en una nueva era política sin un gobierno de los par­tidos tradicionales, derrota­dos en la primera vuelta en la que también se impuso el izquierdista.

Los dos aspirantes llegaron al balotaje empatados en la intención de voto. Se temía un resultado muy ajusta­do que desencadenara pro­testas ante las sospechas de fraude que avivó Petro du­rante la jornada.

El izquierdista sucederá al conservador Iván Duque a partir del 7 de agosto por un período de cuatro años. La líder ambientalista Francia Márquez también marcará historia tras ser elegida co­mo la primera vicepresiden­ta afro de Colombia.

Derrota de Macron
En tanto, la alianza de cen­tro del presidente Emma­nuel Macron perdió ayer su mayoría absoluta en el Parla­mento, ante el progreso del frente de izquierdas y el au­ge espectacular de la extre­ma derecha en las elecciones legislativas.

“La bofetada”, tituló el diario Libération junto a una ima­gen del mandatario liberal, que deberá buscar nuevos aliados en el Parlamento pa­ra poder sacar adelante su programa reformista, como el retraso de la edad de jubi­lación de 62 a 65 años.

Según las proyecciones del instituto Elabe a las 22H40 (20H40 GMT), la alianza ¡Juntos! de Macron obten­dría entre 230 y 245 escaños en la Asamblea (cámara ba­ja), la Nueva Unión Popular Ecológica y Sociales (Nupes, izquierda) entre 150 y 160 y la Agrupación Nacional (ex­trema derecha), de 85 a 90.

Con la mayoría absoluta en 289 escaños, la primera mi­nistra Élisabeth Borne consi­deró un “riesgo” para el país estos resultados y prometió buscar desde el lunes “una mayoría de acción”. “No hay alternativa a esta unión para garantizar la estabilidad”, di­jo.

Aunque la negociación es habitual en la mayoría de democracias a falta de una mayoría absoluta en el Par­lamento, la nueva legislatura puede volverse un quebra­dero de cabeza para el oficia­lismo en Francia, acostum­brado a la apisonadora.

El triunfo del PP
El conservador Partido Po­pular conquistó ayer domin­go la mayoría absoluta en las elecciones de Andalucía, otrora bastión de la izquier­da, asestando un duro golpe a los socialistas del presiden­te del gobierno, Pedro Sán­chez, a un año y medio de las elecciones generales.

Con casi la totalidad de vo­tos escrutados, el PP había ganado los 58 diputados que permitirán a su candidato Juan Manuel Moreno reva­lidar su presidencia, y gober­nar en solitario, muy por de­lante de los 30 logrados por los socialistas del PSOE, y más que todos los diputados de izquierda juntos.

De este modo, el PP no ne­cesitará al partido de extre­ma derecha Vox en el eje­cutivo, como le ocurre en Castilla y León, privando a la izquierda de un argu­mento electoral y validan­do la apuesta por la mo­deración del nuevo líder conservador nacional, Al­berto Núñez Feijóo.

SEPA MÁS
En Andalucía.

El Partido Socialista (PSOE) logró un resulta­do inferior al de las elec­ciones de 2018 (33), su mínimo histórico, cuando perdió el poder regional por primera vez desde la instauración de la auto­nomía en 1982, tras un escándalo de corrupción.

París.
Aunque Macron pierde su mayoría absoluta, el primer frente de izquier­das en 25 años –izquier­da radical, ecologistas, comunistas y socialistas– se queda lejos de imponer a Jean-Luc Mélenchon como primer ministro.

Colombia.
Los militares colombia­nos deberán jurar leal­tad a un exguerrillero en un país traumatizado por un conflicto de seis décadas con los rebeldes de ultraizquierda. Tras un mandato conflictivo al frente de la alcaldía de Bogotá, Petro deberá probar que es capaz de trabajar en equipo para gobernar el país y alcan­zar consensos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: