Rusia y Ucrania: la pequeña ciudad ucraniana que logró detener los planes militares de Moscú

Fue una de las batallas más decisivas de la guerra hasta el momento: una feroz lucha de dos días por el control de la ciudad agrícola de Voznesensk y su estratégico puente.

La victoria habría permitido a las fuerzas rusas avanzar más hacia el oeste a lo largo de la costa del Mar Negro hacia el enorme puerto de Odesa y una importante planta de energía nuclear.

En cambio, las tropas ucranianas, apoyadas por un ejército de voluntarios locales, asestaron un golpe demoledor a los planes rusos.

Primero, al volar el puente y luego al hacer retroceder al ejército invasor hasta 100 km hacia el este.

«Es difícil explicar cómo lo hicimos. Fue gracias al espíritu de lucha de nuestra gente local y del ejército ucraniano», dijo el alcalde de Voznesensk, Yevheni Velichko, de 32 años, enfrente del ayuntamiento y con el chaleco antibalas aún puesto.

Saltar Quizás también te interese y continuar leyendo

Quizás también te interese

Final de Quizás también te interese

Pero casi tres semanas después de esa batalla, el alcalde advirtió que otro ataque de las fuerzas rusas era inminente y que los defensores del pueblo carecían de las armas para detenerlos por segunda vez.

El puente estratégicamente importante de Voznesensk
Pie de foto,El puente estratégicamente importante de Voznesensk fue volado para evitar que los rusos lo usaran.

«Necesitamos más»

«Este es un lugar estratégico. No solo estamos defendiendo la ciudad, sino todo el territorio que hay detrás de ella. Y no tenemos las armas pesadas que tiene nuestro enemigo», dijo.

Como en tantos frentes en Ucrania, los misiles antitanque suministrados por los británicos demostraron ser cruciales para cambiar el rumbo de los blindados rusos en Voznesensk, donde las calles se llenaron de hasta 30 tanques, vehículos blindados e incluso un helicóptero.

«Solo gracias a estas armas pudimos derrotar a nuestro enemigo aquí. Y agradecemos a nuestros socios por su apoyo. Pero necesitamos más«, dijo Velichko.

«Los convoyes del enemigo seguirán llegando», añadió.

Mapa de Ucrania

La importancia estratégica de Voznesensk quedó clara poco después de que las fuerzas rusas no lograran capturar un puente aún más grande, situado aún más al sur, que cruza el segundo río más grande de Ucrania, el Buh.

Un esfuerzo de todo el pueblo

Hoy, Voznesensk no es un pueblo fantasma, en el que suenan constantemente sirenas por ataques aéreos regulares.

Pero miles se han ido en las últimas semanas, en tren o a través de caminos rurales llenos de baches que serpentean a través de vastos y ondulantes campos de trigo.

Muchos de los que optaron por quedarse todavía parecen ansiosos por hablar de su notable victoria.

El alcalde de Voznesensk
Pie de foto,El alcalde de Voznesensk, Yevheni Velichko, habló con la BBC

«Fue un esfuerzo colosal de todo el pueblo», dijo Alexander, un comerciante local que se filmó en la línea del frente con un AK47, gritando «¡Vamos, mis pequeñas amigas!»

Mientras otro voluntario disparaba una granada propulsada por cohete hacia las posiciones rusas.

«Utilizábamos rifles de caza, la gente tiraba ladrillos y tinajas. Las ancianas cargaban pesados sacos terreros«.

«Los rusos no sabían dónde mirar o de dónde vendría el próximo ataque. Nunca había visto a la comunidad unirse así», dijo de pie junto a los restos retorcidos del puente que las fuerzas ucranianas destruyeron en cuestión de horas tras el primer ataque ruso.

Mapa de Voznesensk

El remolino enmarañado de las huellas de los tanques rusos todavía marca el jardín de Svetlana Nikolaevna, en el pueblo de Rakove, en el extremo sur de Voznesensk, donde tuvieron lugar algunos de los combates más intensos.

Vendajes ensangrentados y paquetes de raciones rusas ensucian las hileras de setos.

La mujer de 59 años señaló el cobertizo de herramientas de su esposo y explicó que los rusos habían retenido allí a dos soldados ucranianos capturados y que solo se salvaron de la ejecución gracias a un aumento de los combates.

«Mira las manchas de sangre en mi puerta», dijo, invitando a los visitantes a entrar en su destartalada casa.

Mientras ella y su familia se refugiaron en un sótano cercano, los rusos convirtieron toda su casa en un hospital de campaña improvisado.

«Regresé a buscar algo de ropa el segundo día. Había heridos tirados por todas partes. Al menos diez de ellos, creo. He limpiado la mayor parte de la sangre», dijo.

Svetlana Nikolaevna
Pie de foto,Svetlana Nikolaevna cuenta que los rusos se marcharon a toda prisa

Huyeron a toda prisa

«Se fueron a toda prisa, una noche. Dejaron todo atrás (botas, calcetines, chalecos antibalas, cascos) y simplemente cargaron a sus muertos y heridos y huyeron«.

Le tocó al director de la funeraria local, Mykhailo Sokurenko, buscar en los campos más cuerpos rusos y luego cargarlos en un vagón de tren.

«No los considero seres humanos [después de lo que hicieron aquí]. Pero sería un error dejarlos en el campo, asustando a la gente incluso después de su muerte», dijo.

«Estos rusos están enfermos de la cabeza, así que tendremos que permanecer en guardia. Pero la victoria llegará y expulsaremos a los rusos de todas nuestras tierras».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: