Terapia de protones: Alternativa avanzada de radioterapia

Aunque se utilizó por primera vez para tratar el cáncer en la década de 1940, la terapia de protones es, de acuerdo con Hall, una forma avanzada de radioterapia que permite administrar dosis más altas a los tumores radiorresistentes y minimizar el daño a los tejidos sanos.

A diferencia de la terapia de fotones, el especialista, quien ejerce en el Miami Cancer Institute, en Estados Unidos, explica que la terapia de protones utiliza partículas de alta energía que tienen masa y carga, y que viajan una cierta distancia antes de detenerse.

Los protones depositan la mayoría de su dosis de radiación al final de su trayectoria, cuando disminuyen de velocidad y se están parando, sin administrar dosis más allá del tumor.

Como resultado, los protones administran la misma dosis total al tumor y reducen la cantidad recibida por los tejidos normales por alrededor de un 50 a un 60 % en comparación con la radioterapia convencional.

En algunos casos, dice, esto puede llegar a reducir significativamente la toxicidad relacionada con la radiación.

Más en Inicio

Asequibilidad

De acuerdo con Hall, en la actualidad existen más de 30 centros de terapia de protones activos o en desarrollo en Estados Unidos y más de 70 en todo el mundo, lo que ha aumentado el acceso a esta importante tecnología.

“Si bien el precio de la terapia de protones está bajando, hay muchas comunidades en los Estados Unidos que no tienen una población lo suficientemente grande como para invertir en un centro de terapia de protones. Al igual que muchos pacientes que cuido en mi clínica, mi familia, que vive en una ciudad en la que no hay acceso a este tipo de tecnología, por ejemplo, tendría que viajar largas distancias para recibir terapia de protones si alguna vez la necesitaran”, explica.

Respecto al costo que representa la atención médica, sobre todo la que conlleva novedosas tecnologías, el experto asegura que “en la medicina actual, enfrentamos un peligro claro y presente en el que debemos comenzar a tomar buenas decisiones sobre cómo limitar los costos, particularmente en los Estados Unidos, donde casi el 20% del producto interno bruto se gasta en atención médica”.

A eso agrega que en un futuro no muy lejano espera que la tecnología de comunicación permita a los pacientes de todo el mundo acceder a la atención médica de manera muy diferente a la que se tiene hoy, además de que los pacientes puedan acceder a sus médicos y especialistas primarios de forma remota y puedan obtener opiniones de expertos de manera más rápida y fácil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s