La aerolínea no tenía “forma de predecir cuántos (pilotos) irán a trabajar o qué aeronaves están cualificados para pilotar”, según un comunicado. Por lo tanto, la empresa dijo no tener más opción que “cancelar casi el 100%” de sus vuelos.

BA dijo estar dispuesta a retomar las negociaciones con el sindicato de pilotos BALPA y ofreció a los clientes afectados las opciones de reservar otro vuelo o recuperar su dinero.

El sindicato acusa a BA de amasar enormes beneficios a costa de sus trabajadores, que hicieron sacrificios en momentos difíciles. Se baraja la posibilidad de convocar otra huelga el 27 de septiembre.

BA opera hasta 850 vuelos al día.