DNCD mostró a National Geographic el centro de escucha telefónica que opera para la DEA

SANTO DOMINGO (Rep. Dominicana).-La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) opera, desde su sede, para la Agencia Antinarcóticos de los Estados Unidos (DEA) un centro de interceptación de llamadas telefónicas, según muestra el organismo al canal de televisión de la prestigiosa revista National Geographic.

La serie de reportajes “Guerra de cocaína”, que se puede ver a través del servicio de Netflix, dedica el capítulo 3, titulado “Lanchas ultrarrápidas”, a la lucha contra el narcotráfico en la República Dominicana. El filme resalta las operaciones de la DEA dentro de la DNCD.

El reportaje presenta a la República Dominicana como “un centro de envío de cocaína”, desde donde la agencia estadounidense opera “un equipo élite, de súperpolicías que sólo intervienen teléfonos”.

Escoge como ejemplo el caso de Victoria María Reynoso Holguín, detenida en Santo Domingo Este en 2012 por supuesto lavado de activos del narcotráfico. Además, reseña el apresamiento de los venezolanos Richard Chirino Primera, Eliezer Hernández Guanita y Cruz Rafael Natera Fermín, capitanes de una lancha ultrarrápida que arribó con más de 1,500 kilos de cocaína por Playa Mía, en San José de Ocoa, según informaron las autoridades.

El capítulo dedicado a la República Dominicana presenta el centro de interceptación telefónica y la forma en que trabajan los agentes dominicanos y estadounidenses. El documental muestra la sede de la DNCD, ubicada en la avenida Máximo Gómez, como “Puesto de escucha del a DEA en Santo Domingo”.

Según el documental, los agentes dominicanos de la División Táctica de Investigaciones Sensitivas (Ditis) interceptan llamadas telefónicas de particulares, 24 horas al día, para analizar las sospechosas con el personal de la DEA.

El documental no explica que para ser utilizada como prueba en los procesos judiciales contra imputados de delitos, una interceptación telefónica deberá ser aprobada previamente por un juez de instrucción, conforme la Resolución 2043-2003, dictada por la Suprema Corte de Justicia, el 13 de noviembre de 2003.

También obvia que el Código Procesal Penal establece en el artículo 192 que las autoridades requieren de una “autorización judicial para la interceptación, captación y grabación de las comunicaciones, mensajes, datos, imágenes o sonidos transmitidos a través de redes públicas o privadas de telecomunicaciones por el imputado o cualquier otra persona que pueda facilitar razonablemente información relevante para la determinación de un hecho punible, cualquiera sea el medio técnico utilizado para conocerlas. Se procede conforme a las reglas del allanamiento o registro”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s