El café, producto rey en la vida cotidiana nacional

SANTO DOMINGO. La aromática bebida, reina de las mañanas, que llegó a tierras dominicanas en el siglo XVII para formar parte de la cotidianidad, sigue siendo la predilecta de la población, que ayer conmemoró el Día Internacional del Café.

El vegetal fue sembrado por los españoles en la loma de Panzo, en Bahoruco, aunque ya se plantaba en la antigua colonia de Saint Domingue (hoy Haití).

A partir de entonces el cultivo del grano se fue extendiendo y posteriormente se convirtió en uno de los principales productos de la agropecuaria criolla.

El café es infusión más demandada por los dominicanos, que suelen consumirla principalmente en las mañanas. En la actualidad existen en el país modernos establecimientos dedicados exclusivamente a vender café, elaborado de diversas formas.

Aunque las plantaciones de café han sufrido los efectos de la roya, aun es un cultivo significativo, y se hacen esfuerzos de parte de los sectores público y privado para fomentar los sembrados resistentes a la enfermedad.

La manera de consumir esta bebida ha ido variando a lo largo de los años, y en la actualidad se hacen diversas preparaciones, como el café puro, el café con leche y las distintas variantes de los capuchinos, de influencia italiana. Antes el café se preparaba con agua caliente, que se le echaba al polvo oscuro, colocado en un colador de tela, pero con la modernidad llegaron primero las grecas y luego las cafeteras eléctricas, que han transformado la forma de hacer la infusión.

Lejanos orígenes

De acuerdo con el Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana (CEI-RD), las plantas de café son originarias de la antigua Etiopía.

“Los árabes fueron los primeros en descubrir las virtudes y las posibilidades económicas del café. Llegó a la Española procedente de África, vía Francia por Haití. La actividad productiva del café se inició hace más de 300 años en la República Dominicana. Se utiliza como bebida a partir del grano tostado y soluble (en polvo)”, dice la entidad.

Dada su importancia, el Estado creó el Instituto Dominicano del Café (Codocafé), una institución pública, autónoma y descentralizada, responsable del diseño, la planificación y la ejecución de la política de desarrollo cafetero de la República Dominicana.

De acuerdo a la institución, la producción del café en el país registra un crecimiento sostenido, que alcanza un 16% actualmente, y se trabaja para quintuplicar el rendimiento promedio nacional.

Aseguró que ese aumento se traduce en un aporte significativo al Producto Interno Bruto (PIB) del sector agropecuario y que objetivo es aumentar la producción del café de 32 libras por tareas a 200 y hasta 250 con plantas resistentes a la roya.

El café, producto rey en la vida cotidiana nacional
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s